Sensual y atractivo Achaval Ferrer Cabernet Sauvignon 2020

Anoche descorché un Achaval Ferrer Cabernet Sauvignon 2020 y resultó ser uno de esos vinos que parecen hablarte y decirte: «Hola, acá estoy!! Disfrútame».

Hace bastante que no escribo una nota exclusiva para un recomendar un vino. En general, publico recomendaciones para alguna ocasión y suelen ser de tres a cinco etiquetas. Pero anoche, luego de tres días de mucho trabajo y poco descanso, recordé la publicidad de La Virginia que decía «me tomo 5 minutos, me tomo un …» (acá es cuando relees el primer párrafo 😜).

Achaval Ferrer Cabernet Sauvignon 2020

Probando el Achaval Ferrer Cabernet Sauvignon

Debido a que me llegaron unos vinos que compré y que debía acomodar en la cava termoeléctrica, tuve que hacer una reorganización. Saqué cuatro botellas que le dieron lugar a las recién llegadas. Las botellas que saqué fueron a un mueble donde tengo el resto y cuando agarré la Achaval Ferrer Cabernet Sauvignon 2020 sentí la necesidad de probarlo. Fue como una conexión.

Había refrescado en la ciudad, la temperatura de la botella estaba en 16ºC y las ganas de tomar un rico vino al 100%. Sin dudar un segundo, corté la cápsula, y descorché.

Este vino me sedujo desde su color rojo intenso y profundo y al acercar la copa a la nariz, me cautivaron los aromas de fruta madura con sutiles notas de vainilla y tabaco.

En el paladar, el Achaval Ferrer Cabernet Sauvignon 2020 me ofreció una elegante estructura y taninos suaves. Al pasar por medio de boca, se concentraron los sabores a frutas y aparecieron notas de chocolate amargo y especias. Este vino logró un gran equilibrio entre la potencia y la sensualidad, dejando una sensación grata y persistente en cada sorbo.

Mi valoración

Puntuación: 4.5 de 5.

Nos interesa leer tu opinión