Conociendo Mendoza – Parte I (Viaje de Ida)

Históricamente, mis vacaciones de verano con mi familia siempre tuvieron una playa como destino. Primero porque a mi mujer y mi nos gusta mucho y segundo porque tenemos dos nenas que desde que nacieron disfrutan enormemente de la arena, el sol y el mar durante el maravilloso (y siempre escaso) período de receso laboral y escolar.
Pero este año todo fue diferente. Desde que nació este proyecto de El Vino del Mes, que quería conocer la Tierra del Sol y del Buen Vino. Casi sin pensarlo y de común acuerdo allá por octubre decidimos con Nati (mi mujer) que Mendoza sería nuestro destino para este verano.
Por temas laborales yo no podía definir la fecha exacta de las vacaciones hasta que hacia fin de año se dieron las condiciones, cerramos fecha, buscamos alojamiento y concretamos algunas reservas.
Imagínense que desde ese día hasta que me bajé del auto y pisé suelo mendocino no lo podía creer.
Si bien tenía en claro que no se trataba de un viaje de enoturismo, no podía dejar de pensar en las visitas a bodegas que iba a realizar.
Cuando anuncié en Twitter que viajaba, bodegas amigas me invitaron a conocer sus instalaciones, sus fincas, su gente. No lo podía creer, un sueño que se me estaba haciendo realidad.
Más cerca de la fecha de partida, comenzamos con los preparativos: hoja de ruta, recomendaciones de puntos turísticos a visitar, restaurantes, etc, etc. Cada uno te daba una lista de sugerencias. La ansiedad crecía día a día.
Fue así que llegó el sábado 26 de enero y a las 5:00 me encontraba con mi familia y el auto cargado pisando el acelerador sobre el Acceso Oeste dispuesto a manejar más de 1000 kilómetros para cruzar el país a lo ancho y llegar a nuestro primer destino del viaje.
Para hacer el viaje ameno y considerando que viajaba con mis hijas de 4 y 9 años, tenía programadas tres paradas estratégicas para cargar combustibles, estirar las piernas, ir al baño y comer algo en caso que fuera necesario.
A las 7:40 llegamos a Junín, Buenos Aires y paramos en la Petrobras a desayunar. Llevábamos recorridos 265 Kms. entre AU6, Acceso Oeste y RN7, todas en muy buen estado.
A las 10:30 hicimos la segunda parada en Laboulaye, Córdoba donde el parcial marcó un total de 496 Kms. Ahí, además de la parada estándar (combustible y baño) cargamos agua para mate y seguimos.
A las 13:30 ya habíamos atravesado casi toda la provincia de San Luis y llegamos a San Luis Capital donde paramos para almorzar en la parrilla que está pegada a la Shell al final de la autopista. Hasta ahí llevábamos 782 Km. y sinceramente no los habíamos sentido.
Luego del almuerzo continuamos viaje y a los pocos kilómetros nos encontramos con el tan esperado arco. Entramos en la provincia de Mendoza.
Seguimos viaje por la RN7 hasta la RN40 (hacia el sur), luego tomamos la salida de Carrodilla y tras hacer unos 2 kilómetros más, con el reloj marcando las 17:00 -un total de 12 horas de viaje, paradas incluidas- y 1066 Km recorridos llegamos a nuestro primer destino: Cabañas Ventanas de Chacras en Chacras de Coria ubicadas en la calle Matheu y Río Seco (calle Viamonte) donde nos esperaba José María con el portón abierto para darnos la bienvenida.
Luego de acomodarnos, salimos camino a la oficina de Turismo donde nos asesoraron acerca de las excursiones y puntos clave que queríamos visitar.
En la segunda entrega, les contaré sobre las excursiones y atractivos turísticos que visitamos en la primera semana.
La tercera nota estará destinada a las bodegas que visité en Maipú (SinFin y Familia Zuccardi). 
Luego, en el capítulo 4 les contaré nuestra Experiencia Casa Margot: una noche en el hotel boutique de la bodega Margot.
La quinta entrega tendrá que ver con el viaje de Chacras a San Rafael por los Caminos del Vino (Valle de Uco, Tupungato Divino, Finca Las Jarillas, Salentein, Manzano Histórico, Posada del Jamón).
La parte seis tendrá que ver con el turismo en San Rafael y la visita del bloguero Antonio Raviña (de Vinos Oasis Sur).
Por último la séptima nota estará enfocada en las visitas a fincas y bodegas en San Rafael (Argenceres, Algodon Wine Estate, Funckenhausen y Casa Bianchi) .
Pensé mucho en cómo contar esta experiencia y partí por narrar algo muy resumido pero luego de terminar de contar el viaje me di cuenta que no puedo con mi genio de bajar al «papel» hasta el más mínimo detalle. 
Espero no aburrirlos y si luego de leer todas las notas alguno se tienta con viajar a Mendoza, habrá valido la pena el esfuerzo de la redacción.
Hasta la próxima entrega!!!


Esteban Bruno

Soy Lic. en Sistemas metido en el mundo del vino desde febrero de 2010. Me capacité en C.A.V.E. y junto a Maximiliano García hacemos El Vino del Mes. En el blog me encargo del diseño, edición, redacción y creación de contenidos. Llevo adelante las redes sociales de @elvinodelmes. Soy ilusionista y creador de #MagiayVino (@magiayvino). Toco la guitarra. Soy miembro fundador de Argentina Wine Bloggers y realizo las gráficas y algunas tareas de Community Manager.

También te puede interesar

16 comentarios sobre «Conociendo Mendoza – Parte I (Viaje de Ida)»

  1. Que bueno que te largaste a hacer kilómetros !!! a ver cuanco cambias la orientación de Oesta a Sur y te haces 1000 km para llegar a Viedma… mirá que acá hay hermosas playas y y también bodegas.
    Espero la continuación del relato.
    Salute

  2. Qué grandes!!
    Seguro muy buena experiencia!

    La propuesta de Fabián también está para tener en cuenta: a la ida o vuelta, viñedos y José en MDQ, y viñedos y bodegas en Tandil y Sierra de la Ventana y alrededores. Allá, Fabián, playas (Las Grutas, El Cóndor y +) y viñedos y bodegas de la zona. Y los días que la playa no dé, a subir por el Valle del Río Negro y por qué no NQN (playas de río y bodegas en San Patricio y Añelo) y Del Desierto en el sudoeste de La Pampa.

    Abrazo!!

  3. QUe lindo !!… esperamos ansiosos las notas de todos esos lugares !! Abrazo !!

    Y de acerdo a lo que dice el cuervo nos deberíamos tomar un año sabático (Con bastante guita !!!) ja ja

    Abrazooooo

    1. Estimados, gracias por leernos y comentar.
      Realmente fueron unas vacaciones intensas con mucho recorrido y muchas experiencias vividas.
      Ya publicamos la 4ta nota y quedan aún 3 más en el tintero que pronto saldrán a flote.
      Saludos!!

Nos interesa leer tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: